Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Ver política de cookies Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. 


En la farmacia: Señorita por favor, ¿Me puede dar unos preservativos de la talla súper? Si claro, enseguida, además que suerte tiene, hoy vienen con mi numero de teléfono de regalo...


Tras un grave accidente de su marido, la señora le pregunta muy preocupada al doctor. Oiga doctor, ¿Perderá mi marido el ojo? Yo se lo he liado en papel celofán y puesto en el bolsillo, ¡allá él si lo pierde!


Doctor, doctor, tengo tendencias suicidas, ¿Qué hago? Pues, ¡Págueme ahora mismo!


El médico que coge al recién nacido se le cae y dice: ¡Joder! ¡que resbaladizos son estos niños que nacen muertos!


Un matrimonio va al médico y tras examinar a la mujer, el médico le dice al marido: La verdad es que no me gusta el aspecto de su esposa. Le responde el marido al oído: Ni a mi, pero su padre es muy rico.


Una dama entra a una farmacia y le pide al farmacéutico: Por favor, quisiera comprar arsénico. Dado que el arsénico es muy tóxico y letal, el farmacéutico quiso saber más datos antes de proporcionarle la sustancia. ¿Y para qué querría la señora comprar arsénico? Para matar a mi marido. ¡Ah, caramba! Lamentablemente para ese fin no puedo vendérselo. La mujer, sin decir palabra, abre la cartera y saca una fotografía del marido haciendo el amor con la mujer del farmacéutico. ¡Mil disculpas, dice el farmacéutico, no sabía que tenía usted receta!


Una mujer que va al medico y le dice: Doctor, tengo complejo de fea. De complejo nada señora, es que es usted feísima.


Oiga, me puede vender un preservativo porque esta noche voy a cenar con la familia de la chica con la que salgo desde hace tres meses y después, a ver si cae”. Mientras el farmacéutico lo atiende, Manolo se queda pensando y dice:”Bueno, mejor me pone dos porque esta chica tiene una hermana que no está nada mal e igual cae también”. El farmacéutico regresa por otro preservativo y Manolo dice:”Bueno, mejor me va usted a dar tres porque la madre es una cachonda que pone los cuernos a su marido y ya metidos en harina... ”Llega la hora de la cena y aquí tenemos al Manolo comiendo sin quitarse la gabardina, con el cuello subido y la cabeza agachada. Al acabar, cuando han salido de la casa, va la chica y le dice:”¡Manolo, no sabía que eras tan tímido!”"Ni yo que tu padre era farmacéutico".


Un señor va a una farmacia y le dice al dependiente: ¿Tiene condones negros? El dependiente le responde: ¡No, están agotados los de ese color¡ y ¿para qué lo quiere?. Lo que pasa es que mi amigo se murió y tengo que ir a darle el pésame a su señora.


Un señor llega a su farmacia después de habérsela encargado a un muchacho. El hombre le pregunte al muchacho: ¿Qué has vendido? A lo que el muchacho responde: Aquel polvo naranja para las hemorroides, y el hombre le dice: ¡Qué has hecho!. Ese polvo es para las hormigas. El muchacho responde: como en el frasco decía espolvoréese alrededor del hoyo...


El octor le dice al paciente. Tengo dos noticias una buena y una mala. ¿Cuál quiere escuchar primero? ¡La buenal ¡Pues que le quedan 24 horas de vida! ¡Joder! ¿Y cuál es la mala? Pues que no pude decirselo ayer por teléfono, estaba ocupado...


Doctor, ¿Me puedo tirar otro pedo como el de ayer. Usted verá pero los puntos de sutura aún están tiernos.




Comparte con tus amigos...



Mas chistes de médicos


02  03  04