Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Ver política de cookies Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. 


Un ladrón, entró de noche en una casa y despertó a un hombre que dormía. El ladrón dijo: ¡Busco dinero! ¡Que buena idea, espera a que encienda la luz y buscamos los dos!


Un policía le pregunta al ladrón: ¿Usted por qué le robó el reloj a la señora? Y el ladrón contesta: Yo no le robé ningún reloj, ella me lo dio. ¿En qué momento ella le dio el reloj? Y el ladrón responde: En el momento que le mostré la pistola.


Como el juez prometió ser tolerante esta navidad le pregunta a un acusado: Hombre, ¿De qué se le acusa? De haber hecho mis compras navideñas con anticipación. Hombre, pero eso no es un delito, ¿Con cuanta anticipación las compró usted? Antes que abrieran la tienda.


Dos ladrones se paran frente a la vitrina de una joyería y empiezan a contemplar un hermoso collar de diamantes. Un ladrón le pregunta al otro: ¿Cuánto crees que nos darían por esa joya? El otro ladrón le responde: Pues, yo pienso que de 5 a 8 años de cárcel.


Le dice un amigo a otro: Antes, todas las mujeres iban detrás de mí. ¿Y ahora por qué no? Es que ya no robo bolsos...


Un ladrón que estaba robando en una casa pero con tal mala suerte que llegaron los dueños de casa y lo vieron, entonces, el ladrón dice: Como ya me vieron, los voy a tener que matar, pero antes quiero saber sus nombres, y le pregunta a la muchacha su nombre. Ella contesta: Isabel. A ti no te puedo matar porque así se llama mi mamá. Luego le pregunta al muchacho y él le dice: Me llamo Juan, pero mis amigos me dicen Isabel.


Es ridículo lo que hacen conmigo decía un preso. Me metieron a la cárcel por haber robado un saco de pan, y ahora me traen uno gratis todos los días.


Un día, Pepe le preguntó a su padre: Papá, ¿dónde está la tarjeta Visa? Pues mira hijo, me la han robado. Pero papá, si ya hace cinco meses, y no lo has denunciado. Pues mira hijo, he estado sacando cuentas y me conviene más que la tenga el ladrón a que la tenga tu madre.


Había un ladrón tan bruto, pero tan bruto, que una vez se subió a un avión y en pleno vuelo se puso a robar y salió corriendo por la puerta.


Dos ladrones estaban charlando mientras se tomaban una cerveza. ¿Sacaste algo de tu último robo? No, el tipo que vivía en la casa era un abogado. Uff vaya suerte amigo, ¿Entonces perdiste algo?


Llega una joven a una farmacia y pregunta: Señor, ¿Tiene calmantes? Sí joven, por supuesto. Bueno pues tómese algunos, porque esto es un atraco.




Comparte con tus amigos...



Mas chistes de ladrones


02  03